Siempre hablamos de la importancia que tiene planificar un negocio para que tenga éxito.
Pero la única manera de asegurarnos que el negocio está funcionando tal y como habíamos planeado es haciendo un control y un seguimiento.

Una de las grandes ventajas que nos ofrece internet es que nos facilita controlar hora a hora y día a día el éxito o fracaso de todo lo que hacemos como empresa en el mundo on-line.

Hay muchas herramientas que nos permiten analizar nuestras acciones on-line.
Pero para nosotros la más interesante es Google Analytics, ya que además de ser gratuita ofrece infinidad de posibilidades para conocer a nuestros usuarios y encontrar aquellos elementos clave para captar y fidelizar clientes.

Podemos seguir el éxito de una campaña de e-mail marketing, la cantidad de visitas a una landing page, cuántas impresiones ha tenido nuestro banner o incluso cuantos clics ha recibido un anuncio que tenemos en los buscadores.

Pero el seguimiento más útil que podemos hacer es el aplicado a cómo los usuarios navegan por nuestra página web, ya que nos permitirá hacer un perfil muy detallado de nuestros usuarios, de nuestro segmento o nicho de mercado, de nuestro posicionamiento en los buscadores, de nuestra estrategia de marketing on-line, de nuestra estrategia de marketing de contenidos, de nuestra estrategia de palabras clave y del diseño y la usabilidad de nuestra web.

 

 Beneficios de utilizar Google Analytics

 

Sin embargo, la inmensa mayoría de PYMES, cuando miran los reportes de Google Analytics solo se fijan en la cantidad de visitas y el país o ciudad de las visitas.

Aunque muchos ya la conocéis y otros muchos ya la tenéis instalado el código de seguimiento en vuestra web, nuestra experiencia nos ha mostrado que son pocas las empresas que se dedican realmente a analizar cómo los navegantes usan su página web.

Y si no sabes cómo usan tu web no podrás mejorarla para captar nuevas visitas, fidelizar a los usuarios, generar contenido de interés, mejorar tus puntos débiles, potenciar tus puntos fuertes…

Porque ¿de qué me sirve tener 1 millón de visitas si apenas pasan 3 segundos en mi web? ¿De que me sirve que todos los visitantes que tengo sean de España si ninguno me ha contactado para comprarme o recibir información?

 

El seguimiento de la web debe controlar unos objetivos muy específicos marcados en la estrategia de marketing on-line.

Por lo tanto, debemos enfocar el análisis y el seguimiento en conseguir esos objetivos.

Debemos planetarnos:

 

¿Estoy consiguiendo el objetivo que me planteé en mi plan de marketing on-line?

  • Si la respuesta es positiva:
    • ¿Cómo lo he conseguido?
    • ¿Con cuánto éxito?
    • ¿Cuál ha sido el factor determinante?
  • Si la respuesta es negativa:
    • ¿Por qué no lo he conseguido?
    • ¿Qué ha fallado?
    • ¿la estrategia?
    • ¿el diseño?
    • ¿la web?
    • ¿la planificación?
    • ¿el segmento?
    • ¿el contenido?
    • ¿Puedo solucionarlo?
    • ¿Cómo?

 

Con un buen uso de Google Analytics, podremos entender:

 

  • Quiénes son nuestros usuarios: de dónde son, que idioma hablan, desde que dispositivo se conectan, a que hora…
  • Qué les interesa al usuarios: cuáles son sus gustos, preferencias, intereses,…
  • Qué hábitos de navegación tienen: cuántas páginas miran, en qué orden, durante cuánto tiempo,..
  • Cómo han accedido a nosotros: cuales son las principales fuentes de tráfico, las más rentables, con qué palabras clave nos encuentran…
  • Qué parte de nuestra web nos hace perder o ganar visitantes
  • Cómo estamos posicionando en los buscadores: cuantas impresiones hay, dónde, cuánto tráfico reportan…
  • Cuánto éxito tiene nuestra estrategia on-line: si hemos conseguido o no nuestros objetivos, cuántos, de qué manera, por qué…
    Qué apartado de nuestra web funciona mejor y que funciona peor: pestañas, botones, contenido, diseño…
  • Qué cambios debo hacer en la web o en la estrategia para conseguir los objetivos: cambios de diseño, cambios de programación, cambios de contenido, cambios de usabilidad,…

A todas estas preguntas podemos encontrar la respuesta en un buen análisis con Google Analytics. Eso si, el verdadero valor de analizar nuestra web con Google Analytics no pasa por ver los resultados de los reportes.

 

El éxito del análisis pasa por una buena interpretación de los reportes que nos ofrece Google Analytics.

Porque Google Analytics es una muy buena herramienta. Sobretodo si tenemos pensado hacer cambios en nuestra web o en nuestra estrategia para captar a un nuevo segmento de mercado, si tenemos problemas de posicionamiento en buscadores, si queremos captar a nuevos clientes a través de la web o sacarle el máximo partido a nuestra página de e-commerce.

 

Además de ayudarnos a hacer un seguimiento detallado del uso de nuestra web, también nos ayudará a tomar decisiones muy importantes a nivel de estrategia.

 

Por eso, antes de realizar una estrategia on o off-line, o adentrarnos en cambios de diseño y programación en nuestra web, debemos utilizar Google Analytics para marcar el punto de partida en el que estamos y tener bien claro dónde, cómo y cuando queremos llegar.

 

Preguntas que ayudarán a rediseñar y optimizar una web correctamente

 

  •  Cuál es nuestro objetivo
    • A quién queremos llegar
    • A quien llegamos realmente y por qué
    • A quién no llegamos y por qué
    • Cómo llegan a nosotros y por qué
    • Qué buscan en nuestra web, cuándo y cómo
    • Qué encuentran cuándo buscan en nuestra web
  • Cómo reaccionan los usuarios cuando encuentran lo que buscan
  • Cómo reaccionan cuando no lo encuentran lo que buscan
  • Estamos o no satisfaciendo sus necesidades
  • Estamos cumpliendo nuestros objetivos
  •  Cómo podemos satisfacer sus necesidades cumpliendo nuestros objetivos.

 

Pero para sacarle el máximo partido precisa de mucho tiempo y mucha dedicación y de una visión analítica, crítica y experimentada para que nos pueda interpretar qué significan realmente los resultados que nos ofrece, qué nos están indicando, cómo podemos mejorarlo, etc.

Por eso, si disponemos de tiempo y tenemos un perfil analítico y crítico podremos interpretar nosotros mismos las estadísticas de los reportes de Google Analytics y realizar los cambios que sean necesarios para optimizar nuestra estrategia web.

Pero si no disponemos de tiempo o no tenemos un perfil analítico con conocimiento web, la mejor opción es externalizar el servicio de análisis web a profesionales que sepan interpretar las estadísticas que ofrece Google Analytics en función de unos objetivos concretos.

 

¿Y tu? ¿Tienes instalado el código de Google Analytics en tu web? ¿Le estás sacando partido a los reportes? ¿Sabes interpretarlos para mejorar tu web y la experiencia de los usuarios? ¿Cuáles han sido tus experiencias?

Si necesitas ayuda con tu estrategia digital, no dudes en escribirnos. Nuestro equipo estará encantado de ayudarte y asesorarte de forma personalizada.

¿Qué te ha parecido el artículo? ¡Puntúalo!

Inspírate con nosotros

¿Te ayudamos ?

Somos tus socios estratégicos.

Escríbenos y te ayudaremos a llevar tu marca al siguiente nivel.

Pin It on Pinterest

Share This